1. Spirit Fanfics >
  2. De amores tóxicos y locos >
  3. Park, el templo del placer

História De amores tóxicos y locos - Capítulo 6


Escrita por:


Capítulo 6 - Park, el templo del placer























En esos instantes era cuando Jungkook odiaba muchas cosas, pero entre ellas y las importante, no cargar un maldito revólver como sí lo hacía Taehyung o Namjoon, él siempre había creído que con sus puños podía partirle la maldita cara a cualquiera que le presentara problemas. Pero ser sujetado por cuatro idiotas de más de un metro noventa de altura no era algo equitativo. 

Sus brazos dolian de tanto forcejear, también sus piernas. 

Pero nada dolía más que su maldito orgullo siendo maltratado por Jimin. 


-- maldito Jimin -- mascullo mientras el más bajito estaba lejos de él. 


Jimin disfrutaba del placer ¿ quien no lo haría? Y más si parte de éste tenía un toque de venganza o lección para cierto idiota que lo miraba a un par de metros. 


-- ah~~-- gimio al sentir la enorme mano de Tony acariciando su cuello con poderosa suavidad. En tanto sentía el pene de éste masajeando la musculatura de sus glúteos. 


Tony estaba sentado con Jimin sobre su regazo, acariciando el suave cuello de éste, sintiendo el dulce aroma de más bajito meterse por sus fosas nasales. 


-- escuchar tus gemidos-- sonrió Murat tomando el mentón del más bajito, mientras su pulgar pasaba por los carnosos labios de éste-- es lo más excitante que existe, cariño--


-- mi pequeño baby -- dijo depronto Jay apoyando una de sus rodillas en el suelo. En tanto levantaba la prenda del torso de Jimin quitándola por completo-- siempre a sido la joya de estos lugares -- sonrió llevando su lengua hasta los pezones del contrario lamiendo los duros contornos de éstos. 


Mientras una de las manos jalaba el cabello de Jay, la otra se ocupaba de masajear el duro pene del turco frente a el, que aún cubría la tela del pantalón. Movió sus caderas de forma circular, sintiendo como el pene de Tony se ponía cada vez más duro con sus nada sutiles movimientos. 


-- baby boy es un buen niño-- hablo Tony chupando y mordiendo el lóbulo de la oreja de Jimin, para después mirar a Jungkook-- no entiendo ¿ en serio eres tan estúpido para cambiarlo por otros? --


-- espero no seas tan imbécil -- habló Murat sentándose al lado de Tony hablándole a Jungkook-- para hacer negocios, como lo eres para complacer a alguien -- 


-- ven baby-- sonrió Jay tomando la pequeña mano de Jimin haciendo a éste ponerse de pie, mientras el continuaba de rodillas frente a él. Sacando un anillo plateado de su bolsillo lo puso tras los testículos del más bajito-- así ése lindo pene no acabara tan pronto -- dijo mientras pasaba toda su lengua por el falo de Jimin, disfrutando del sabor de éste -- ponte de rodillas baby-- ordenó


Jimin no dudó en ponerse como le habían indicado, apoyando sus rodillas sobre la suave alfombra de color negro. 


-- aunque puedo meterme mucho en mi boca-- dijo Jimin mirando a Jungkook-- creo que sus penes son demasiado grandes para que quepan en mi dulce boquita-- sonrió mirando al alto tipo que sonreía frente a el-- ¿ me dejas chupar tu pene? --


-- por supuesto cariño-- sonrió éste, mirando como las pequeñas manos de Jimin se movían con suavidad sobre su pantalón, como los dedos serpenteaban con gracia por sobre su cremallera bajandola con una lentitud que le parecía realmente tortuosa. 

Vió como Jimin bajaba su boxer liberando su pene de su prisión. 


-- tenía razón-- dijo Jimin relamiendo sus labios observando como el pene frente a el se alzaba muy tentador-- es más grande que el del imbécil que me follo anoche-- sonrió, mientras su mano masajeaba el enorme falo circuncidado, dejando el enorme glande húmedo delicioso a su vista. 


Sacando su lengua la llevó hasta éste, lamiendo y mordiendo cada vena que se podía ver palpitante en el contrario, llevando su boca hasta la punta de éste sorbio el liquido con gusto sintiendo el salado semen danzar en sus labios. 

Así que sin demora alguna, abrió su boca comenzando a engullir el pene del tipo frente a el, saboreando con cada movimiento el semen invadir las paredes de su boca, mientras satisfecho escuchaba los jadeos del hombre y las manos de éste acariciar su cabello con suavidad. 


-- ah~~ -- gimio depronto Jimin al sentir como alguien había mordido sus testículos. Jadeando miró por sobre su hombro notando como Jay le regalaba una encantadora sonrisa, mientras sus manos estaban en sus glúteos


-- puedo decirte mil veces lo hermoso que eres-- dijo Jay abriendo los glúteos del menor, mientras acariciaba con sus pulgares la entrada de éste-- y aún así podría decirlo muchas veces más-- 


Se inclinó levemente llevando su lengua hasta los testículos de Jimin, lamiendo lentamente hasta la entrada de éste, comenzó a chupar y embestir con su lengua aquel dulce paraíso en el que tantas veces se había adentrado. 

Jimin sentía sus piernas temblar, mientras su pene goteaba lentamente escurriendo semen entre sus piernas, Jay sabía cómo hacerlo delirar con esa poderosa lengua que podía perforar sin problemas su agujero. 

Recostó su mejilla en el muslo de Murat, mientras miraba a Tony que se encontraba sentado al lado del otro, con esa impecable sonrisa que tan familiar y amorosa le parecía. 

Así que sin dejar de masturbar al turco, llevó su mano libre hasta la entrepierna de Tony masajeando con deseo aquel lugar, mientras Jay seguía degustando todo de el sin ningún tipo de tregua. 


Moviendo su mano con habilidad pudo bajar el boxer y pantalón del alto moreno dejando a la vista el pene de éste. 

Siempre se impresionaba ante el bien dotado pene de éste que le daba las embestidas más rudas que hubiese sentido en su vida, y que lo hacian pedir por más. 

Así que moviéndose un poco llevó ambas manos hasta el pene de éste, masturbandolo con fuerza, viendo como los pliegues de éste se contraían con firmeza ante sus caricias, viendo como gotas del semen de éste caia por sus dedos. Pasando su lengua limpiando sus dedos la llevó hasta el pene de Tony, donde sin querer esperar ningún tipo de indicación comenzó con la tan deseada felación. 


-- vamos baby boy -- dijo Tony, mientras llevaba ambas manos hasta la cabeza de Jimin que seguía con la felación-- todo-- sonrió tomando los cabellos de éste embistiendo la boca del más bajo, disfrutando de los sonidos provenientes del menor producto de los chapoteos de su pene golpeando la cavidad bucal de éste. 


Jimin arañaba los muslo del moreno sintiendo como el grueso pene de este llegaba hasta su garganta con cada movimiento, con el sabor llenando su boca, en tanto el semen y saliva caía generosa por las comisuras de sus labios. Sus ojos estaban nublados por las lágrimas de placer que le hacían sentir aquellas potentes embestidas en su boca, las caricias en su torso. Y la lengua de Jay junto con un par de dedos violando su agujero. 


-- ah~~-- jadeo Jimin una vez que su cabeza fue liberada de aquel delicioso agarre, viendo como un gran hilo de semen y saliva unía su boca con el glande de Tony. Sentía su pecho explotar al igual que su pene preso por aquel anillo-- follenme-- dijo sin ningún tipo de vergüenza-- follenme--


-- como ordenes baby boy-- sonrió a su vez Tony sujetando al mes bajo de la cintura lo levantó sin ningún tipo de dificultad acomodando a Jimin a horcajadas sobre Murat que se había tendido levemente en el sillón


-- eres perfecto-- dijo éste tomando el rostro de Jimin pasando su lengua por sobre los labios del menor tomando los rastros de semen que habían quedado. Ese chico de verdad que le hacia perder cualquier atisbo de cordura, bajó su mano hasta su pene acomodandolo en la entrada de Jimin comenzó a meterlo de una manera lenta, disfrutando de los jadeos de éste sobre su boca y las paredes de su ano quemando su pene. 


-- m-más -- gimio Jimin al sentir como el pene del contrario cosquilleaba su interior-- s-sí -- sonrió al sentir la enorme palma en su espalda que lo empujaba a pegar su pecho donde Murat que besaba su cuello. 


-- dolerá -- solo sonrió Tony alineando su pene ante la entrada de Jimin, vió como la punta de su pene comenzaba a expandir el hasta unos segundos atrás el apretado agujero. 

Llevó ambas manos a los glúteos de éste amasando la suave carne de aquel sector. 


-- tranquilo-- tomó el otro el rostro de Jimin viendo lágrimas salir de sus ojos-- tranquilo-- unió su boca a la del pelinegro chupando la lengua de éste que se dejó hacer por aquel caliente beso que inundaba sus sentidos y hacia más llevadero el dolor anal que significaba tener dos enormes penes perforandolo sin compasión. 


-- es un desperdicio-- dijo Jay de pie frente a Jimin, tomando el cabello de éste lo obligó a mirarlo. Sonrió al ver como las bonitas facciones de este podían ser tan tiernas y eróticas a la vez. Sus ojitos taciturnos, su pequeña nariz roja al igual que sus mejillas, labios hinchados, mientras saliva aún caía por la comisura de sus labios y algo de semen descansaba en su mejilla. Jimin era una joya-- que no sepan apreciar lo que vales, amor-- miró a Jungkook que se había quedado quiero todo ése tiempo -- jamás Jeon, llenaras sus expectativas ¿ lo oyes? --


Llevó su pene hasta la boca de Jimin que la abrió con gusto disfrutando de las embestidas que éste le daba, mirando el hermoso torso tatuado de Jay. 

Mientras los otros dos se movían en su interior gruñendo como animales devorando su presa. Solamente que en ésta ocasión la prensa deseaba voluntariamente ser devorado de todas las maneras posibles. 


-- saquen a esa mierda de aquí-- habló Jay a los tipos de seguridad que sin demora sacaron a Jungkook de aquel cuarto. Dejando a Jimin hundido en el hermoso placer que solo el Park Jimin, sabía entregar. 

































-- hey Koo...-- se puso de pie Taehyung mientras sonreía al ver acercarse a Jungkook. Pero toda felicidad se esfumó al recibir el puñetazo en su cara que lo hizo caer sobre la silla en la cual estaba sentado. Sintiendo como Jungkook metía su mano bajo su chaqueta sacando el arma que llevaba como protección


-- es tu culpa-- dijo Jungkook mirando a Taehyung


-- ¿ qué? -- lo miró viendo como éste tenía lágrimas en sus ojos-- ¿ que pasó? --


-- ¿ y Jimin? -- preguntó Namjoon


-- escúchame Kim-- habló Jungkook-- voy a matar a esos idiotas...--


-- hey-- se apresuró a tomarle el brazo Taehyung con firmeza acercándose al rostro de éste-- mírame, soy tu amigo, te quiero. Pero si no te calmas juro que te pateare las bolas--


Jungkook no podía sacar de su cabeza a Jimin, como disfrutaba de aquellos idiotas. Lo lastimada esas imágenes le hacían mal. Suspiró abrazando a Taehyung, éste siempre era su cable a tierra


-- llévame a casa-- suspiró-- solo llévame a casa-- 


-- espera al idiota de Jimin-- miró éste a Namjoon-- llevaré a Kookie a casa ¿ esta bien? --


-- okey -- respondió éste viendo como sus amigos lo dejaban en aquel club. 

Namjoon no podía entender como Jungkook y Jimin podían siquiera hablar de amor, cuando el daño que se hacían era mucho superior. 

Sinceramente estaba pensando seriamente que ése par había perdido completamente la razón 


-- aunque-- dijo sentándose-- parte de amar es con locura ¿ o no? -- suspiró. Esperando que Jimin no tardase. 





Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...