1. Spirit Fanfics >
  2. La Casa De Papel 4 ESPAÑOL >
  3. Capitulo 5

História La Casa De Papel 4 ESPAÑOL - Capítulo 6


Escrita por:


Capítulo 6 - Capitulo 5


Fanfic / Fanfiction La Casa De Papel 4 ESPAÑOL - Capítulo 6 - Capitulo 5

POV. Nairobi


- Axel...


- ¿M-mamá?


- Vos voy a dejar - Bogotá sale.


Dos grosas lágrimas me drenan el rostro e abro los brazos para uno abrazo y él viene y me abraza fuerte. Lo abrazo fuerte también y aprovecho aquél momento. Nos miramos.


- Tengo tantas preguntas, mamá.


- Lo sé. Sólo quería verte, hijo. Has crescido mucho, Axel - Lo digo emocionada.


Él sonríe. Veo que Helsinki aún está vendo en la puerta emocionado.


- Helsi, ¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias! Te debo mi vida, cariño.


- No exageraciones. Sólo te ayude - Dice él, modesto cómo siempre.


Yo y Axel aún quedamos mirando Helsi.


- tal madre, tal hijo - Dice Helsi vendo nuestras similitudes antes de salir.


Nos miramos. Aún siento unas lágrimas de la emoción.


- Tengo de te explicar lo qué pasó, Axel, pero no fue mi culpa. Me tomaron de tí por un error estúpido. - Más lágrimas me drenan por mi cara.


- Nunca me ha arrepientido tanto de algo en mi vida - añadido. - Perdón, Axel. Perdón - Lo digo con mi mano en su pelo.


- Todos cometemos error y te disculpo. Eres mi mamá - Dice Axel.


Me dejo emocionar y más lágrimas me drenan.


- ¿Puedo hacer una pregunta? - Pregunta Axel.


- Por supuesto, cariño.


- ¿Y mi papá?


Sospiro. No es algo que me apetece hablar de eso, pero él tiene todo el derecho de saber. Entonces, lo tengo que hacer.


- Axel, es difícil... La vida de los adultos no es muy fácil e tu papá te dejo. Él es un grande gilipollas. No has idea de lo que él pierde.


Uno silencio se acosta en el salón hará yo romper el hielo.


- Esto no es un local para críos ahora. Estamos haciendo un atraco, pero... ¿quieres ver lo qué está pasando aquí?


- ¡Sí!


- Más al fin del día hablamos mejor para nos conocemos, ¿vale? Quiero conocer mejor mi hijo.


- Claro.


Me levanto y le cojo la mano que él segura y me sigue.


Salimos del salón y lo levo al "despacio" del Palermo para él saber que tenemos uno niño acá en el banco. Entro en el despacio y veo un Palermo sorprendido.


- La madre que me parió. ¿Qué carajo has un crío acá? ¡No tenemos críos rehenes - Dice el argentino con el ojo herido.


- Escucháme, Palermo. Él es Axel, mi hijo. Helsinki lo cogió por mí. Él va quedar acá con nosotros.


Él sospira, derrotado.


- Tenemos es de lo colocar en seguridad siempre - Protesta el argentino.


- Ya lo sé. ¿Puedo lo mostrar algunas de los salón para él ver?


- Con muy cuidado, Nairobi. ¡Me oyes! Com cuidado - Inseste él.


- ¡Sí! ¡Por supuesto! - Concordo con él y Axel sonríe.


Iba a salir y veo Estocolmo con Tokio.


- ¿Él es...? - Preguntan las dos.


- Axel, ellas son Tokio y Estocolmo - Le apresento Tokio y Estocolmo. - Tokio, Estocolmo, él es Axel, mi hijo.


- ¡Hola! - Dicen los tres.


- Él es tan hermoso como la madre - Dicen las dos en unísono.


- Él es muy parecido contigo - Dice Tokio, vendo nuestras similitudes, antes de ir hablar con Palermo.


- ¿Qué quieres ver primero?


- Las armas - Dice él con una sonrisa como igual la mía cuando yo era una niña.


- ¡No! Son muy peligrosas y no te voy mostrar algo así. Perdón. Ya sé. ¿Qué me dices de ver el oro?


- ¡Vamonos!


- La temperatura abajo es muy alta. ¿Llevas más ropa en bajo?


Él confirma.


- Tengo una camiseta.


- Entonces, quitate eso y quedas solo con la camiseta.


Él tira el abrigo y la camisa qué tiene arriba y quéda con la camiseta y me sigue.


Tomemos un elevador y veo Denver allí.


- ¡Holá, mi amor! Él es mi hijo, Axel. Axel, él es Denver. ¿Vas a bajar?


- Sí - Contesta el chico de pelo ondulado.




POV. Axel


- ¿Son novios?


Ellos se rien a las carcajadas.


- No, cariño - Me siento un poco avergonzado. - Yo llamo al todo el mondo "cariño" y "mi amor".


- Vale. No lo sabia.


Ese tal de "Denver" empieza a bromear conmígo.


- ¿Qué tal estás, Axel?


- Bien. Esto es muy grande - Digo admirado con el tamaño del banco.


Miro la arma que Denver lleva a la citnura y él me mostra la arma sin que mi mama vea y la guarda cuándo mi mama mira nosotros.


Él lleva el dedo a la boca señalando que es uno secreto. ¡Me gusta este tío!




------------------


POV. Axel


Llegamos allá abajo y me siento muriendo de calor.


- ¡Madre mía! ¡Qué calor!


- Te avisé - Dice mi mamá con calor también - Pero anda ver esto. Vas amar.




POV. Nairobi


Creo que él va amar el oro. Le mostro cómo estamos fundiendo el oro y él queda maravillado.


- ¡Wow! ¡Qué guay!


- Anda ver, Axel - Le mostro la carretilla llena de granitos de oro y coloco allá mi mano. - Pruébalo.


Él coloca la mano y me imita.


- Guay...


Él continua hasta Matías se acercar.


- ¿Qué hace un niño acá?


- Es mi hijo.


- Joder - Dice él y Axel queda con una pequeña sonrisa en la cara. - Perdóname el Vocabulario. ¿Tienes cuántos años?


- Nueve años.


- Eres muy valiente para quedarte acá con este calor insoportable.


- Creo el oro tan guay qué ni me ha acuerdado del calor - Dice mi hijo solando.


- Lo mejor es volvernos por el calor - Digo.


- Vale. ¿Podemos volver?


- Quizás - Contesto entrando en el elevador y voy le mostrar más del banco.



Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...