1. Spirit Fanfics >
  2. Little Ángel... Sweet bitch >
  3. El ahora

História Little Ángel... Sweet bitch - Capítulo 35


Escrita por:


Capítulo 35 - El ahora











Pov Kim Taehyung


Planear un día es sencillamente un asco, debí saberlo cuando está mañana mi alegría no podía más gracias a Jimin. Pero en un lapso de segundo, todo. Absolutamente todo se había ido al carajo gracias a los mocosos Jeon. 

Como abogado, se también que de vez en cuando se pueden producir derrotas o también dar un paso al lado cuando estas se ven en el abismo de la pérdida. 

Pero ésta vez no es así, no pienso dar en el gusto al maldito mocoso Jeon. 

No cuando se trata de Jimin. 


-- he pensando-- digo, mientras mis dedos se mueven lentos quitando uno a uno los botones de la delicada camisa-- todas estas horas en tí, mi amor. En cada una de las facciones de tu rostro en como el placer se dibuja cada vez que estoy contigo, en tí completamente-- sonrió al ver como el último botón deja rápidamente su hojal. En tanto su piel blanca y tersa se deja entre ver en la camisa abierta. 


-- ¿ no tienes miedo a que alguien entre por está puerta, Taehyung? -- pregunta, mientras señala la puerta donde su espalda reposa acorralada


-- no -- respondo con naturalidad y sinceridad-- no temo a que entre alguien, ni siquiera a que ese alguien sea tu idiota esposo-- sonrió mientras mis dedos van hasta el cuello de su camisa, donde estos con calma la deslizan por sus brazos dejándola caer al suelo sin ningún tipo de miramientos -- ¿ sabes a que sí, le temo?, a privar a mis labios de la dulzura de tu cuerpo --


Llevó una de mis manos hasta su cuello, donde me aferro con cuidado para conducir a mis labios hasta los suyos. 

Donde con el dulzor de un néctar único éstos me reciben gustosos y deseosos. Puedo sentir como éstos se juntan con deseo a los míos, como los movimientos de su boca son demandantes y pasionales al igual que los míos, que no quieren dar tregua al sucio beso que en estos momentos estamos compartiendo. 

Abre su boca pidiendo por mi lengua, y claro que es algo que no haré esperar, pues cual batallante guerrero la suya me espera con ansia viperina para una lucha que nos llena del deseo. Siento sus manos jalar mi cabello, mientras chupa mi lengua queriendo arrancarla de mi boca como las succiones de ésta hacen a mi pene ponerse duro como una maldita roca. 


-- ah! Jimin... -- jadeo una vez me he separado levemente de su boca. Observando sus labios hinchados, en tanto un hilo de saliva nos sigue uniendo demostrando la suciedad palpante en nuestro beso-- me gustas tanto--


Solo digo, cuando la realidad es otra muy maldita. Pues gustar es insignificante a lo que realmente éste hombre genera en mi, pues temo que mi corazón se haya volcado como un pequeño enamorado hacia él. Ah! Razón a corazón, que desquicio es amar y que cordura no hacerlo y morir sin ésto. 


Trato de alejar mis pensamientos y dudas, para disfrutar del ahora. Disfrutar de la belleza de sus ojos y el embrujo de su cuerpo. Así qué, sin dar más pie a ello me veo atacando su clavícula, besando y mordiendo aquel bonito y deseable lunar que se posa solitario en aquel lugar, mientras mis manos apretan su cintura y jadeos escapan de sus labios. 

Mis besos son sucios, deseosos, e investigadores curiosos de aquel lugar que ya he probado, pero que aún así me sorprende cada día. 


Mis manos ésta vez han subido por su vientre hasta su pecho, donde mi nariz ésta viajando lentamente disfrutando del aroma de su piel y la suavidad de ésta, es entonces cuando mi boca va a uno de su pequeños y café pezones, lo masajeo con cuidado, en tanto el otro es atacado por mis dientes


-- ah~~-- escucho salir de su boca, en tanto sonrío ante el sonido de su gemido ambientando el lugar, miro como sus manitos cubren su boca en tanto el rubor en sus mejillas demuestran excitación. 


Continúo jugueteando con su pezón, pasando mi lengua sanadora para después chupar con fuerza su ya maltratado pecho. Siento su cuerpo moverse por contacto, serpentear lujurioso, mientras una de sus manos apretan ahora mi cabello obligandome a chupar aún más su pecho, sus dedos son demandantes me piden continuar disfrutando de los placeres de su torso desnudo, pero yo. Necesito más. 


Así que formando un camino producido por besos, bajo por su plano y suave abdomen. Disfrutando de la cremosidad de su piel que seduce a mis labios como todas las noches de encuentros pasionales lo ha hecho. 

Y entonces caigo de rodillas, mirando como jadea sin articular más que sonidos armoniosos de pasión, locura y desenfreno. Caigo ante él como un devoto creyente ante la pureza de un Dios al cual deseo profanar de las maneras más sucias y oscuras posibles. 


Llevo mis manos con un recorrido por la delicada tela del pantalón que cubre sus muslos, apretando de vez en cuando mientras subo hasta donde el bulto en sus pantalones se deja ver notoriamente. No quiero hacerlo esperar, y tampoco a mi erección que duele como el carajo; así que apresuro a mis dedos hasta el hojal quitando el botón con un rápido movimiento. Para, con posterioridad bajar con premura la cremallera. 


-- te dije que estas prendas son un real estorbo mi amor-- digo tomando su boxer y el pantalón bajandolo hasta sus pies donde con cuidado quito sus zapatos, así poder sacar esas telas que ahora, me parecen inservibles-- eres tan hermoso -- solo digo sin mentira en mis palabras. 


Pues tenerlo desnudo ante mis ojos es lo más bello que pudiese contemplar. Si incluso podría asegurar que no existe obra de arte que compita con su belleza, cuando en sí. Él, es la definición de belleza. 

Mi mano se conduce de inmediato hasta su pene, aquel que espera alzado y altivo por atención, mientras gotas de presemen caen en el suelo. Con cuidado uno de mis dedos se mete en los pliegues de su glande, jugando con la humedad del lugar que me hace excitarme aún más, mis movimientos comienzan suaves tortuosos para Jimin que tiembla ante mi tacto


-- Tae~~-- solo balbueceo-- ah~~-- deja salir con fuerza de sus labios al sentir mi boca chupando la punta de su pene. 

Disfruto del sabor salado en mis labios, mientras poco a poco voy introduciendo su pene en mi boca en una húmeda felación, puedo sentir la dureza de éste viajar en mi cavidad bucal, moverse con timidez. 

Tomo entonces una de sus piernas y la pongo en uno de mis hombros pidiendo que no se contengan en los movimientos en mi boca.

Y es entonces que después de unos segundos siento como sus penetraciones en mi boca son más potentes, como su pierna masajea mi espalda con cada penetrada en mi boca, en tanto llevo dos de mis dedos hasta su entrada donde mi intromisión lo hace temblar. 


Por varios segundos seguimos así, con él dejándose llevar dentro de mi boca, mientras mis dedos preparan el camino para invadir su interior. 


-- p-perdon-- lo escucho decir, mientras su pene palpita dentro de mi boca lanzando su semen con violencia que estoy dispuesto a saborear gustoso. 

Baja su pierna de mi hombro sacando su pene goteando que deja rastros de semen en mis labios-- yo lo siento -- solo dice


Mientras yo solo quiero estar en su interior. 

Ah, Jimin. Quisiera entregarte el placer de la forma más amorosa y sucia que pueda pasar por tu cabeza. Meterme en el seno de tu pecho y anidar como un avecilla pequeña , que de adulto se convierte en depredador, en un ave que solo desea devorarte hasta el disfrute máximo. 

Poniéndome de pie rápidamente y con bastante torpeza producto de la calentura de mi cuerpo bajo mi pantalón y bóxer dejando a la vista mi pene. Tomo de la cintura a Jimin alzandolo del suelo, lo estampo contra la puerta sacando un chillido de su boca, mientras enreda sus piernas en mi cadera y sus manos se sujetan en mi cuello. 

Con firmeza llevo la punta de mi pene a su entrada acariciando con mi glande su abertura preparada para recibirme, la cual poco a poco se expande mientras mi pene entra de una forma lenta y apretada. 

Jadeo ocultando mi rostro en su cuello al sentir como cada centímetro de mi miembro se hunde en su humedad, como las paredes de su interior me reciben con el calor infernal que podría condenarme por mil eternidades. 


Puedo sentir sus uñas clavarse en mi hombro, mientras su espalda se arquea gustosa por la intromisión en su ano. 


-- nunca-- digo saliendo del nido de su cuello para mirarlo-- nunca pidas perdón amor-- le doy un beso, sintiendo que todo a entrado en él-- si quieres follarme la boca, hazlo. Si quieres morderme todo el maldito cuerpo hazlo-- comienzo a moverme en su interior


-- ah~~si-- lleva sus manitos hasta su boca tratando de acallar esos sonidos que tanto me gustan y los cuales deseo escuchar


Entonces tomo sus manos con la mía, quitandola de su boca. Las aprisiono con fuerza colocandolas por sobre su cabeza, Inmovilozandolo


-- si quieres...gemir-- jadeo, mientras su cuerpo brinca por las fuertes estocadas-- hazlo, gime mi amor. Que todo el maldito edificio escuche tus gemidos-- sonrío al ver como muerde sus labios tratando de controlarse. 


Pero es inútil, mi pene golpeando con fuerza su interior hace un buen trabajo. 


-- más~~ sí~~ah, Tae-- clava sus uñas en el dorso de mi mano, mientras su mirada va al cielo. 

Reta Dios, mi amor. Retalo con soberbia y embriagalo de envidia, pues mientras aquel inmisericorde ve desde el cielo el pecado, yo me consumo con gusto firmando el pacto con el benévolo Lucifer. 


Divagan mis pensamientos, mientras se deshace en gemidos y jadeos que espero se escuchen en los malditos oídos del estúpido Seokjin o el puberto Jeon. 


Pues Jimin es placer, Jimin es deseo, Jimin es un Dios al que se le debe devoción, lujuria y amor. 


Porque Jimin es todo eso y un sin fin de cosas más, pero en el ahora. En aquel despacho inundado por los sonidos obscenos y chasquidos de mi pene penetrando su interior y mis testículos golpeando su ano. 

Es mío, en el maldito ahora. Jimin es completamente mío. 


Ataco nuevamente sus labios, en un beso que pienso llevarme por la eternidad de ser necesario. 





Fin del pov. 










































Ahora sí, nos leemos hasta fines de junio

Les quiero mucho. 





Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...