1. Spirit Fanfics >
  2. Monstruosa Realidad (MitsuBoru) >
  3. El Secreto De La Bestia

História Monstruosa Realidad (MitsuBoru) - Capítulo 4


Escrita por:


Capítulo 4 - El Secreto De La Bestia


Fanfic / Fanfiction Monstruosa Realidad (MitsuBoru) - Capítulo 4 - El Secreto De La Bestia

Una vez solo en su habitación caminaba por todo el lugar intranquilo e inquieto ¿Quién era ese extraño? ¿Por qué se adentró así a su mansión? ¿Acaso era un enviado de la bruja?

A lo mejor no y tal vez solo desee satisfacer sucuriosidad pero si llegase a ser un espía, debía estar alerta. La bruja. Esa maldita mujer que arruinó su vida.

Mirandose al espejo vió el reflejo del hechizo. Aquel que noche tras noche tomaba poseción de su persona al completo. El monstruo. Aún escuchaba sus odiosas palabras mientras la bestia deforme y feroz le devolvía la mirada.

- De una forma de día y de otra forma de noche. Humano en la luz y bestia en la oscuridad. Así serás por siempre y nadie te amará. Solo lujuria sentirán al verte de día y horror al verte de noche. Estarás condenado a vivir una existencia despreciable.

Golpeó el espejo sin romperlo pero con furia y repulsión. Nada podia hacer para salvarse. Nada. La frustración junto a la ira empezaban a minarlo por dentro cada día un poco más.

Sujetandose de ambos lados del espejo apoyó la frente en el vidrio mientras respiraba entrecortado. La angustia amenazaba con matarlo.

Varias veces quiso acabar con su vida, pero el hechizo se lo impidió en todas. No era él quien consiga aquello sino otro. Alguien que realmente lo amara debia atravesarle el corazón con la daga de plata. Solo asi seria libre al fin.

Menuda idiotez. Él nunca creyó en el amor y menos ahora. Él tenía una vida perfecta ¿por qué tuvo que pasarle esto? ¿Por qué se tuvo que fijar en su persona esa condenada bruja?

Inmortal por culpa de ese hechizo, sin envejecer ni morir. Condenado a ver el mundo y la vida de los demás pero sin poder formar parte del mismo. Verlo todo mediante ese condenado espejo le resultaba asfixiante.

El blanco felino entró por la ventana y se le acercó ronroneandole. Él lo acarició, era su único amigo en el mundo. Ojalá contara para romper y el hechizo. Vió por la ventana con desesperación.

La noche se acercaba y ese intruso no se iba. Tenía que alejarlo ya que no quería dañarlo. Boruto Uzumaki ¿eh? Sonrió pese a sí mismo. Ese hermoso rubio se veía tan frágil que sentía muchisimo miedo del solo imaginar que algo podría pasarle por culpa del maldito hechizo.

Sus ojos color del cielo tenian esa mirada tan transparente que podía saber qué sentía. No sabia mentir en realidad aunque lo haya llamado mentiroso, en realidad lo hizo solo para molestarlo. Le divirtió ver su reacción.

En otra época él no hubiese dudado un segundo en co quistarlo ya que parecia un sol. Su sol. Pero en ésta realidad solo podía alejarlo de su persona, aunque no sea lo que precisamente desease hacer.

Volvió a mirarse al espejo, ese mágico espejo que reflejaba a la bestia cuya mirada traspasaba su alma misma.

-Eres un monstruo - Le decía la bestia - Tú eres yo

- No, te equivocas - respondió Mitsuki - No lo soy

- ¿Por qué entonces tuvo efecto el hechizo?

- No lo sé

- Sí que lo sabes. Eres un monstruo y dentro de unas cuántas horas quedará nuevamente demostrado.

-¡No! - rugió el jóven desesperado - Por favor....no...ya no...no puedo más....por favor....

- Es imposible evitarlo Mitsuki

- Tengo que curarme, debo recuperar mi vida

- Nadie te ama Mitsuki por lo tanto no existe cura alguna para tí.

Mitsuki guardó silencio ocultando sus sentimientos. Estaba harto de esa vida, sin embargo ésta vez el destino lo ayudó poniendole a alguien en su camino.

Aunque su temor por lastimarlo era mucho más intenso, bien podria dejarse llevar por lo que ese rubio despertaba en su persona ya que su personalidad lo había cautivado en verdad.

- Ese joven sintió la lujuria en toda su piel apenas te vió - escuchó decirle a la bruja quien se corporizaba justo frente suyo. Una mujer peliroja de verde mirada y blanca piel. Llevaba puesto unos lentes que la hacían parecer más idiota de lo que era. - No te ilusiones Mitsuki, no funcionará.

-¡Tú! ¡Maldita!

- No eres capaz de amar a nadie - le decía la bruja sujetandose los lentes - Eso te arrastró hasta aquí

-¡No! ¡Es a tí a quien rechace! ¡Es a tí a quien no amo!

- Nadie jamás osó despreciarme. Tienes bien merecido tu castigo.

Mitsuki sujetó un pétalo de rosa azúl que transformó en un zafiro y se lo lanzó pero la bruja se desvaneció en el aire.

- Fuera de aquí, no eres bienvenida ya - exclamó el jóven

- No importa - la voz de la bruja resonó en la habitación estruendosamente - No podrás librarte del mí hechizo tan fácilmente. Pero si tan solo me aceptaras como tu esposa en el mismo instante en que la boda acabe se rompería

- ¡Jamás! ¡Ahora vete!

Cuando se hubo serciorado de que esa maldita bruja no estaba en su mansión, salió a seducir a Boruto. Después de todo ese jovencito era su sol, por algo habia llegado a su mansión y a su vida. No dejaria escapar semejante oportunidad de ser libre nuevamente.

Además se parecía a él, aquel que en el pasado cuando aún era dueño de su vida habia amado profundamente.

- Mi sol regresaste a mí, aunque no lo sepas....viniste por mí. Y yo no te alejaré de mi vida nunca.



Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...