História Open Your Eyes - Capítulo 2


Escrita por:

Postado
Categorias Histórias Originais
Personagens Personagens Originais
Tags Romance
Visualizações 7
Palavras 1.189
Terminada Não
NÃO RECOMENDADO PARA MENORES DE 18 ANOS
Gêneros: Comédia, Romance e Novela
Avisos: Adultério, Álcool, Linguagem Imprópria, Sexo, Violência
Aviso legal
Todos os personagens desta história são de minha propriedade intelectual.

Capítulo 2 - C A P I T U L O - I


Domingo / 29 / Septiembre / 2019

6:37 p.m.

EMMA

El aire otoñal retumba en mi rostro, muchas personas se encuentran decorando sus casas para Halloween. Colocando luces de colores, telarañas, muñecos y calabazas.

El camino es corto, primero decidí llegar a comprar un chocolate caliente. En el establecimiento que se llama Five Minutes, dicen que se llama así porque el dueño estaba algo borracho y le preguntaron cómo se iba a llamar su café y, por accidente dijo Five Minutes, así que decidió dejarlo así cuando ya tuvo suficiente consciencia de lo que hacía. Utilizando el pretexto, que su ordenes estaría en menos de cinco minutos, todo un reto. La verdad es que nadie se cree eso, pero le seguimos el juego, ya saben, nos creemos todo lo que nos dicen aunque sabemos la verdad y todos felices ¿No?.

- Buenas tardes ¿qué le voy a dar? - una voz risueña me regresa a la realidad

- Dos chocolates calientes, una dona y... un pay, por favor - el chico toma mi orden

- ¿Algo más? - levanta su vista y después se dibuja una sonrisa en su rostro

- Solamente eso - hice una mueca con una ligera sonrisa

Otro chico prepara mi orden. Hasta ahora no había notado quien era la persona que me había tomaba la orden y, es nada más y nada menos que Asher.

- Hola - soltó él

- Hola -

- No sabía que te gustara salir de tu cueva - soltó risitas

- Comenzó a oler a pies,- me sujete la nariz con una mano y con la otra la sacudí, haciendo creer que huele mal el lugar

Asher se sacuden en su lugar con unas risas.

- Y así que tuve que salir a comprar una cosas para quitar el olor - comenzó a soltar carcajadas, no muy ruidosas

- ¿A pies? ¿En serio? - su sonrisa es contagiosa, de repente se ilumina una sonrisa en mi rostro

- La última vez olía a comida echada a perder, tu solo dime ¿qué es peor? - dije con una mueca al final, era igual que estar en un basurero...

- Okeyy...- soltó una risa al final

- ¿Sería para llevar o aquí? -

- Llevar -

- Y bueno... ¿de que sería la dona? - Se mueve de su lugar, agarre una bolsa de papel y unas pinzas

- Una de chocolate y el pay sería... No lo se sorpréndeme - prosigue con su trabajo y solamente se limita en sonreír

Agarra la dona de chocolate, la mete en la bolsa de papel y la cierra, después busca en el mostrador un pay empaquetado de limón y lo deja cerca de la bolsa.

- Aquí tiene su orden, señorita - el otro chico deja mi orden en la pequeña barra, la tomo y bebo un poco

La sensación de caliente se siente en toda mi garganta, provocando que mi cuerpo se relaje por unos minutos.

- Okey - comienza a guardar las cosas en una bolsa y las bebidas las coloca en porta vasos - Son seis dólares con cuarenta centavos - Busca mi cartera y le entregó el dinero

Agarro las cosas y me alejo poco a poco de .

- Oye espera, ¿no quieres salir un día de estos? - la voz de Asher me sorprende

- Si, ¿por qué no? - me doy media vuelta para verlo a la cara

- Te veo mañana en tu cueva, por favor que ya no huela a pies - junta ambas manos en forma de estar pidiendo perdón

- Lo intentaré - sonreí ante su comentario y me fui del café

Mierda, mierda, ¡mierda!, limpiar mi habitación es lo último que quiero hacer en el mundo. Mis planes que había preparado para hoy se cancelan para limpiar la famosa cueva. 

***

De regreso a la caso llegue a una tienda que venden casi de todo, podría decirse que es un pequeño supermercado. Compre solo una cosa, el aromatizante y con todas las ganas de limpiar mi cueva regreso a mi querida casa (se dieron cuenta de mi sarcasmo).

Mientras que limpio, tomó con calma mi chocolate caliente, comienzo a doblar ropa dejándola en su lugar, después me dediqué a poner las cosas donde deben de ir. Luego sigo limpiando los muebles, barro y trapeo, sale mucho polvo así que estornudo constante.

Alguien toca la puerta para llamar mi atención.

- ¿Te sientes bien? - mi papá me mira y después a mi habitación

- La verdad es que no - dije entre risitas

- ¿Quién nos va a visitar? - 

Esta casa, no se orden hasta que venga alguien.

- Un chico que se llama Asher, es el hermano mayor de Amalia - dije sin más

- ¡No lo puedo creer!, ¡mi hija está socializando! - grito con algo de sorpresa y sarcasmo a la vez - ¿Qué tenía ese chocolate? - 

- Diabetes...- solté una carcajada - Por cierto...

- Eso ya lo sabía Emma - en su cara veo algo de enojo por mi comentario

- Te traje una dona y un chocolate caliente, están en la cocina - lo miré fijamente a su rostro y encontré rastros de chocolate cerca de sus labios

Me reí a carcajadas y me hacer a él, le toque la barriga con mi dedo índice.

- No vayas a engordar - me rio como de vieja estética

- Ja, ja, ja, que chistosita - apretó mi nariz con un toque juguetón

- Lo se, padre - agarre el aromatizante y lo esparcí por mi habitación - Sabes creo que lo herede de ti -

- No, de tu madre, ¿la has escuchado contar chistes? 

Tiene razón, mi madre y yo somos pésimas contando chistes.

- Claro que la he escuchado, cuenta unos chistes magníficos -

En sus labios se formó una línea recta. Le eché un último vistazo y  tome el poco chocolate que quedaba, lo saboree por completo como si se fuera acabar, es un sabor que me encanta, el café con un poco de dulce la combinación perfecta. Aunque claro todos tenemos gustos distintos, y no hay que limitarnos en conocer nuevas comidas.

- ¿Quieres salir a jugar o nos quedamos? -

Qué tonta, lo olvidé por completo, domingo de padre e hija, normalmente salimos a jugar Basquet Ball o nos quedamos en casa hablando sobre lo que sea, mientras jugamos algún juego de mesa. Ya saben un momento familiar, para reforzar la confianza, etc, etc.

- Como guste -

- Mañana tendrás entrenamiento, necesitas descansar -

Rodeo la mesa, busco mi pay en el refrigerador y nada... Giró la cabeza hacia mi padre, como la niña del exorcista, se encuentra comodamente sentado y con ¡MI PAY! ¿pero es qué no ha comido ya su dona?

- ¿Qué crees que haces? - mi voz sonó bastante fría

- Me como mi pay -

- Ya te comiste la dona - le quite el pay de las manos

- Devuelvemelo - exigió

- No, luego no esté llorando porque las chicas te dicen gordo -

Me fulminó con la mirada y se va caminando a su habitación lloriqueando, mi mirada se posan sobre ese delicioso pay creo que le estoy dando mucho mérito por solo su aspecto pero es hora de juzgar a este sexy y sensual pay...


Notas Finais


Nota del autor:

Tengo que dejar claro algunas cosas como por ejemplo... tardó demasiado en actualizar, así que téngame paciencia es lo único que les pido. Pero sin embargo la historia sera algo larga como saben Emma y Asher se están conociendo y es un proceso lento pero satisfactorio ya que en la vida real no conocemos a la totalidad a una persona porque hay personas que no se conocen completamente (yo me considero una de ellas).

No les quitare mas tiempo por mi parte, espero y les haya gustado el capítulo.

PD: Gracias por leer.

Cuaksss...


Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...