1. Spirit Fanfics >
  2. Retorno ( Jimin x BTS) >
  3. México II

História Retorno ( Jimin x BTS) - Capítulo 47


Escrita por:


Capítulo 47 - México II


Maratón ( 2/3) 











-- me duele la cabeza wey--


-- ¿ la de arriba o la de abajo? -- rió el bajito que estaba sentado en el capó del automóvil


-- culero hijo de la verga -- le dió un golpe en la cabeza el más alto


-- ya wey-- habló sobando su cabeza-- si todos ya sabemos, que la verga no te funciona ahora q...--


-- ¡¿ qué?! -- abrió los ojos Jungkook, mientras tomaba del cuello de la chaqueta al contrario lo bajó del capó estampandolo contra el automóvil-- ¡¿ que verga dijiste tamalito?! --


-- e-es una broma...--


-- ¡ QUIEN DIJO ESO CULERO! --


-- fue Blanquita-- dijo el más bajito mirando con miedo el rostro molesto de Jungkook-- la Blanquita, la hija del Juan José. Cuando volviste...¿te acuerda que fuimos a unos peleas de gallos? En Puebla ¿ te acuerdas wey?, todos vimos como mandaste a la verga a la Blanquita, te emborrachaste hasta atrás cabrón--


-- al grano carajo--


-- la Blanquita, nos dijo que ya no se te paraba la verga-- guardó silencio 


-- ¿ y? --


-- la María dijo que era porque eras joto wey, que te gustaban los morritos. Así como el chinito florecita que vino ayudar al diablo, el Jiménez...y, wey ésto yo no lo dije, pero dijeron que ahora que eres marica te gusta que te den por el culo...--


--¡ CHINGUEN A SU MADRE LOS HIJOS DE PUTA! -- soltó Jungkook al más bajito-- ¡ CHINGUEN A SUS PUTÍSIMAS MADRES LOS PUTOS!.  SI NO SE ME PUSO DURA CON LA BLANQUITA ES PORQUE ESA MORRA NO SABE NI CHUPAR UNA VERGA -- pateó el neumático del automóvil, para después sentanse al borde del capó-- culeros hijos de la verga--


-- ya wey, no hagas caso-- trató de consolarlo -- si te gusta que te le metan o chupar verga, allá tu...--


-- ¡ no soy maricón wey! -- lo miró Jungkook-- solo...--


-- solo que el morrito ese Jiménez te gusta-- sonrió-- pero si está lindo el cabrón, además wey ¿ que tiene de malo si te gusta que te den por atrás, es tu culo no?, además no eres el único wey, el Fernández júnior también anda como perrito faldero detrás del coreanito--


-- escúchame bien Luis -- lo miró Jungkook-- primero. Se llama Jimin, no Jiménez. Segundo nadie, escucha cabrón, nadie me da por el culo, soy yo el que le da al Jimeno y tercero, si vuelvo a escuchar rumores los mato ¿ me oíste wey? Y no me va a importar que sea una morra, así q....--


-- uff -- escucharon depronto-- ¿ porqué siempre hace tanto calor? --


Los dos miraron al pelirosa que les hablaba, moviendo una de sus manos como un abanico, mientras con la otra movía levemente su camisa tratando se sentirse fresco. 


-- Jimeno -- se acercó Jungkook dejándole un beso en la mejilla-- pensé que llegarias más temprano--


-- un pequeño problema-- dijo éste-- no había autorización para el aterrizaje, así que tuvimos que dar un par de vueltas. Pero ya estoy aquí. Oh, hola...mmm ¿ frijolito? --


-- tamalito-- lo corrigió éste-- un gusto verlo, Señor. Se ve muy lindo hoy-- miró a Jungkook-- ¿cierto? --


-- el Jimeno siempre se ve bien-- tomó la maleta del pelirosa-- vamos wey, que mi mamita está preparando un pozole bien rico para tu llegada--


-- eso se oye muy bien-- sonrió Jimin inclinándose para dejar un pequeño beso en la mejilla de Luis-- muchas gracias por el cumplido, tamalito-- tomó la manilla del automóvil, ingresando a éste se sentó en el asiento del copiloto


-- a huevo, huele dulcesito-- suspiró Luis-- y hasta me dió un beso --


-- ni te ilusiones, pendejo-- lo miró Jungkook-- ahí hay mucha carne pa tan poco tamal -- 


-- vete a la verga-- bufó el bajito encaminándose hasta el puesto de conductor. 

Debían llegar rápido a la residencia Fernández. 


🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽🇲🇽


-- no sé porque tanto lujo-- dijo con desdén la muchacha sentada en el amplio sillón jugando con su celular-- ni que viniera el papa--


-- sabes que a la mamita Carmen le gusta tratar bien a sus invitados-- dijo Carlos


-- además viene el Jimeno -- sonrió Guadalupe mirando su rosado cabello en el reflejo del espejo de la sala -- ¿ me veo bien? -- preguntó a sus hermanos


-- te ves ridícula-- respondió la mayor-- igual que el chino horrendo ése, el Jimeno--


-- horrendo tu culo-- respondió la menor-- ni mi pelo es feo, ni el Jimeno. Envidiosa de mierda--


-- ¡¿ a quién le dijiste envidiosa, morra hija de p...


-- ¿ hija de qué? -- dijo depronto la mujer que miraba desde el umbral de la puerta a sus dos hijas discutir


-- m-mamita, yo...--


-- mamita nada, ese no es el vocabulario que le enseñe. Menos tratar a sus hermanos así. Váyase a su cuarto está castigada--


María miró a su hermana que le mostraba la lengua en forma de burla. Solo apretó los puños con molestia saliendo de la Sala. 


-- ah!  -- suspiró la mujer-- no sé que le pasa a esa chica --


-- está celosa mamita-- sonrió Carlos-- sabes que desde que vino el chinito, el Jimeno con el Güero, está con un humor de la chingada. Déjala--


-- ¿ quién está de malhumor? --


-- José-- sonrió Guadalupe acercándose a su recién llegado hermano-- que bonito te ves --


-- ¿ tu crees? -- sonrió éste 


-- sí -- volvió a decir ella-- el color negro te sienta muy bien--


-- te hace ver menos prieto-- rió Carlos


-- jajaja-- carcajeo con sarcasmo-- yo estoy bien orgulloso de mi color de piel, cabrón--


-- son bromas, pendejo-- le golpeó el hombro -- oh -- abrió sus ojos al escuchar los bocinazos que venían de exterior-- llegaron--


-- ¿ llegaron? -- comenzó a ordenar su cabello la mujer


-- te ves bonita mamita -- le tomó el brazo Guadalupe-- ven, vamos -- 


Seguida por los dos hombres. La familia Fernández le gustaba mucho tener invitados en su residencia, cada vez que podían y más sí alguno de ellos era el hermano de su hijo adoptivo Jungkook. 

Así que tener a Jimin en su hogar era algo para celebrar. 


-- Jimeno-- sonrió la mujer acercándose al recién llegado -- bienvenido a casa ¿ como estas? Mírate que chulo estas--


-- Buenas tardes-- saludo Jimin haciendo una leve reverencia-- estoy muy bien, gracias. Usted también se ve muy bien, Señora Fernández-- miró a la muchacha que estaba al lado de la mujer-- oh, tu cabello que hermoso. Se parece al mío aunque a tí te queda mucho mejor--


-- no mames ¿ neta? -- sonrió la chica peinando su cabello -- Gracias--


-- ¿ ustedes no me saludaran? --


-- claro-- sonrió Carlos extendiendo su mano-- que bueno verte --


Jimin apretó la mano de éste, para después mirar al hombre frente a él. Y esos bellos ojos café que le traían agradables recuerdos. 


-- ¿ como estás José? --


-- Jimin -- sonrió éste acercándose al más bajito lo abrazó alzandolo levemente del suelo-- me alegra mucho verlo, muchísimo--


-- de saber-- sonrió Jimin apoyando sus manos en los hombros del otro-- que el recibimiento iba a ser así, vendría mas seguido a éste bello país --


-- hey tu pendejo-- se acercó Jungkook visiblemente molesto-- baj...--


-- Jimeno -- se escuchó depronto. Mientras el Diablo Fernández se acercaba a ellos-- José bajalo, Jimeno. Acompañame a la oficina--


-- viejo -- habló Carmen-- el almuerzo ya está listo--


-- volvemos enseguida-- sonrió a su esposa, para mirar a Jimin-- sígueme --


-- vamos Jimeno-- tomó Jungkook la mano de Jimin


-- ¿ te nombre a tí, Mariachi? -- lo miró Fernández-- dije Jimeno--


-- pero...--


-- son negocios--


-- bueno-- sonrió Jimin a Jungkook-- negocios, son negocios. Permiso--


Jungkook miró como los dos hombres se alejaban sin dar ningún tipo de explicación, eso realmente lo estaba frustrando, en especial que su padre tuviera secretos con el. 


















-- gracias-- sonrió Jimin sentándose en la silla que el hombre le había señalado-- ¿ de que deseaba hablar? --


-- tres cosas, Jimeno-- dijo el hombre sentándose frente a él-- mi hijo José, no quiero que le des alas al chamaco ése. A mi no me importa si mi hijo le gustan los vatos o las morras, pero estar contigo Jimeno es un dolor en el culo-- rascó su barbilla-- aunque en tu caso wey, no se si es bueno o malo...--


-- entiendo-- sonrió Jimin-- José es un lindo hombre, no lo negare. Pero no te preocupes, que no le daré " alas" A tu hijo. Sabes que mi situación es complicada, y eres un amigo leal,  Diablo. Así que no te preocupes--


-- gracias Jimeno, oh eso me lleva a otro asuntito-- dijo el hombre-- me llamó el Gusepo --


-- ¿ Giuseppe? -- lo miró Jimin -- ¿ le pasó algo? ¿ porque no me llamó? --


-- cálmate tantito, Jimeno-- llevó sus manos hasta el teclado de su computador tecleando un par de veces-- puto aparato de la chingada, jamás puedo conectar este pinche espike--


-- a ver-- se puso de pie Jimin acercándose al hombre tecleo el ícono de Skype-- listo-- apoyó su mano en el escritorio. 

Viendo como el rubio hombre que aparecía en la pantalla le regalaba una encantadora sonrisa


-- il mío amore--


-- ¿Amore, succede qualcosa? Diablo Fernandez mi ha detto che c'era qualcosa. Sono le ferite d'accordo? (  ¿ amor, sucede algo?  Diablo Fernández me dijo que sucedía algo. ¿ tus heridas están bien?) --


-- Cercherò di essere breve il mio amore. So che il mio sistema di sicurezza è buona, ma non voglio correre rischi.

Daniel ha chiesto il tuo itinerario di volo, quello della Grecia. (  Trataré de ser breve amor mío. Sé que mi sistema de Seguridad es bueno, pero no quiero correr riesgos. 

Daniel, pidió tu itinerario de vuelo, el de Grecia.) --


-- maldición-- mordió su labio inferior Jimin-- ayer me dijo que se sentía algo paranoico, incluso me pidió disculpas y no supe porque. Ahora comprendo ¿ que itinerario vió? --


-- el piloto me envió un correo, de que alguien llamó a la central de aeronáutica buscando el trayecto que había hecho el jet que utilizas-- habló Giuseppe-- así que modifique las coordenadas de tu caja negra, con respecto a la historia que nos mencionaste a Namjoon y a mí, la cual sería tu coartada--


-- ¿ entonces, no debo preocuparme? --


-- con respecto a eso, no-- guardó silencio por unos segundos-- pero me temo que tendremos que adelantar todo --


-- maldita sea-- habló Jimin mirando al rubio-- hablaré con Osman. Trataré de no levantar sospechas, y veré que puedo hacer para mantener más tranquilo a Daniel, cuando regrese veré que puedo hacer-- suspiró -- descansa por favor.  Ti amo il mio amore, a presto ( te amo mi Amor, nos vemos pronto) --


--Anche io ti amo, amore mio. siamo  (  te amo también, amor mío. nos vemos) -- movió su mano en forma de despedida, cortando la llamada. Mientras Jimin quedaba por unos segundos mirando la pantalla, mirando después el hombre a su lado-- ¿ qué? --


-- hueles dulcesito --


-- no eres mi tipo viejo-- sonrió Jimin palmeando el hombro del hombre


-- chale, que cruel Jimeno. Pero lo decía sanamente cabrón, yo no le voy a los vatos-- sonrió-- ¿ y ahora, que se supone que vamos a hacer? --


-- no lo sé muy bien-- caminó Jimin por la oficina-- estaba todo planeado, pero el que Daniel envíe a investigarme no es un buen indicio. Algo se trae entre manos, y si no me lo ha dicho...ah!  Maldita sea-- bufó Jimin-- debí hacer esto solo con Giuseppe, no debimos involucrar a nadie más. Cada maldito eslabón es una pérdida de tiempo, mentiras que hay que tejer, gente que hay que desaparecer...--


-- eso-- lo interrumpió Fernández-- con eso, de desparecer gente...me recuerda la tercera cosa que tenía que decirte Jimeno --


-- que sucede ahora Diablo--


-- el Mariachi, el anda averiguando cosas--


-- ¿ qué cosas? --


-- me preguntó por el cuerpo del Tejiun, el guerito--


-- ¿ Taehyung? ¿ que tiene que ver? --


-- cuando volvió de donde el Daniel, se fue directo a la policía. Disque para ver que decían éstos de los Meneses, te aclaro wey, que yo me enteré después. Los polis le dijeron al Marichi de cinco cuerpos no de seis. El los vió y no encontró al Tejiun-- lo miró -- me vino a interrogar--


-- que le dijiste--


-- que yo no sabía ni mierda. Anda muy preguntón wey --


-- por un Demonio-- bufó Jimin sentándose al borde del escritorio cruzado de brazos, miró al hombre-- ¿ que sugieres Diablo? --


Fernández miró a Jimin, ese niño podría ser muy bonito, pero tenía la mismísima mirada de demonio que el italiano que decía ser su pareja. 


-- te escucho Diablo-- volvió a hablar Jimin


-- el Mariachi debe morir Jimeno.  No veo otra solución, tenemos que matar al pendejo--


Jimin ya conocía la respuesta, pero en realidad no quería escucharla. No quería seguir sumando sangre de sus hermanos en sus manos, pero al parecer ése era el único escenario posible para Jeon Jungkook, visitar a su tan nombrada Santa Muerte. 





Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...