História Sergio y Raquel - Otro Final- - Capítulo 20


Escrita por:

Postado
Categorias La Casa de Papel
Personagens Mãe da Raquel, Personagens Originais, Professor, Raquel Murillo
Tags Álvaro Morte, El Profesor, Inspectora Murillo, Itziar Ituno, La Casa De Papel, Novela, Policial, Raquel Murillo, Romance, Salvador Martín, Sérgio Marquina
Visualizações 70
Palavras 1.733
Terminada Não
NÃO RECOMENDADO PARA MENORES DE 18 ANOS
Gêneros: Ação, Drama (Tragédia), Ficção, Romance e Novela, Violência
Avisos: Adultério, Álcool, Heterossexualidade, Insinuação de sexo, Nudez, Sexo, Spoilers
Aviso legal
Alguns dos personagens encontrados nesta história e/ou universo não me pertencem, mas são de propriedade intelectual de seus respectivos autores. Os eventuais personagens originais desta história são de minha propriedade intelectual. História sem fins lucrativos criada de fã e para fã sem comprometer a obra original.

Capítulo 20 - Error


Fanfic / Fanfiction Sergio y Raquel - Otro Final- - Capítulo 20 - Error

                       Por Raquel

 

Desperté sola en la cama, y con muchas ganas de vomitar, me sentía muy mal cada vez peor y lo detestaba, el embarazo de Paula había sido tranquilo, nunca había estado así pero confiaba que pronto iba a mejorar, cuando salí del baño golpearon la puerta, era Mónica que traía una bandeja con té y algunas tostadas 

    -Escuche que te sentías mal, te traje este té que ayuda mucho con la nauseas 

    -Muchas gracias Mónica, desperté fatal 

    -Lo se, me pasó pero ya se han ido esos malestares, seguro que pronto se te irán a ti también, te iba a invitar a hacer las compras pero por tu semblante es mejor que descanses. Sérgio y Denver salieron pronto volverán 

    -Esta bien! Voy a darme un baño, si mejoro tal vez a la tarde podemos ir de compras

    -Claro que si 

Bebí el té y me di una larga ducha relajante, mi cuerpo estaba muy cansado, me dolía todo, tal vez por el viaje de tantas horas o la noche de amor con Sergio, al cabo de 30 hermosos minutos en la bañera, salí más relajada y escuché unos ruidos, eran Denver y Sergio. Termine de vestirme y baje a su encuentro, algo que no tendría que haber hecho, escuche mi nombre saliendo de la boca de Sergio y seguido lo que me rompió en mil pedazos

     -No! Aveces creo que todo esto fue un error Denver, me he arriesgado mucho.

    -Profesor! Yo creo igual, serás padre ahora, y no puedes pensar en eso. 

    -Lo se, me precipite, no pensé y ahora pago las consecuencias, me duele y mucho, volvería el tiempo atrás sin dudar

    - Y otra cosa.. ¿ahora crees que ese bebé pudo ser un error? Todo muy pronto ..

     -Aveces creo que este bebé si fue un error pero también..

No deje terminarlo, ni siquiera podía permitir escuchar esas palabras saliendo de su boca 

    -¿También que? ¿Yo también lo soy no?

    -¡Raquel! No! Claro que no, yo iba a decir..

     -¿Decir que? ¿Que estás arrepentido de esto? ¿De dejarme embarazada? ¿De traerme? No te preocupes por que ahora mismo me voy a España

 

                           Por Sergio 

Desperté por la mañana con Raquel encima mío, le había prometido a Denver acompañarlo a comprar unas cuantas cosas así que salí despacio lo más que pude de abajo que Raquel y me duché para luego desayunar e irnos, pasamos toda la mañana con Denver, él planeaba pedirle matrimonio a Mónica y estaba ultimando detalles, cuando volvíamos Denver toco por primera vez el tema que estaba esquivando: Andrés

    -Profesor todavía no puedo creer cómo se arriesgó para salvarnos, nunca lo espere de él

    -No lo conocías realmente, hubiera deseado que estuviera aquí 

    -Ustedes eran hermanos ¿cierto?

    -Si

    -Lo sabía!!! -Denver grito mientras íbamos a entrar a casa

    -Mi mayor deseo hubiera sido que él conociera a Raquel, se que la amaría 

    -Claro que si, volvería el tiempo atrás y dejaría que él hiciera eso?

     -No! Aveces creo que todo esto fue un error Denver, me he arriesgado mucho

    -Profesor! Yo creo igual, pero ahora y serás padre ahora, y no puedes pensar en eso. 

    -Lo se, me precipite, no pensé y ahora pago las consecuencias, me duele y mucho, volvería el tiempo atrás sin dudar

   - Y otra cosa.. ¿ahora crees que ese bebé pudo ser un error? Todo muy pronto ..

     -Aveces creo que si fue un error, pero también (es lo mejor que me paso en la vida)

Pero Raquel no dejo que terminara lo que iba a decir, escucho todo o casi todo, me di cuenta que se confundió y entendió otra cosa, estaba pálida y furiosa.

    -Por favor escucha 

    -Escuchar? Ya escuche todo, no quiero que me dirijas la palabra

    -Todo es un mal entendido, mi amor 

    -¿Mi amor? 

    -Es lo que eres - Fui acercándome tratando de abrazarla

    -¡No me toques! Nunca más en tu vida me vas a tocar y ahora quiero irme ya de aquí.

No dije nada, sabía que estaba enojada y confundída, decidí no decir nada y nos fuimos para Palawan, no me dirigió la palabra en todo el viaje, en el avión se sentó lejos de mí y lo único que escuchaba era su llanto, pero no quería hacerla enojar mas, sabía que si me acercaba a ella iba a ser peor y no le hacía bien.

                       Por Raquel

 

Todavía no podía creer lo que había escuchado ¿se había arriesgado? ¿Quería volver el tiempo atrás? ¿El bebé era un error? Todo se había odio a la mierda, lo único que yo quería era volver a Palawan para recoger mis cosas e irme a España y no verlo nunca mas! No necesitaba de él, si todo había sido un error no dejaría por nada del mundo que se acercara a mi o a mi hijo. Llegamos a Palawan y era tarde, sabía que no conseguiría vuelo a esa hora, agarre la computadora y reserve uno para mañana a la mañana, necesitaba salir de ahí urgente, arme todo mi equipaje y salí para ir a un hotel

     -¿Donde crees que vas?

     -¿ Y a ti que te importa? No me digas que te preocupa por que no te creo 

     -Raquel.. por favor, no puedo creer que digas eso

     -Y yo no puedo creer que escuche toda la mierda que salió de tu boca

     -Estas muy confundida

     -No Sérgio, el que se confunde eres tú, este bebé lo hicimos los dos, no fue un error ni un accidente, lo decidimos hacer y ahora tú dices tantas barbaridades que no puedo sentir más que odio hacia ti

     -No sabes lo que hablas, pero tú y él son lo más importante que tengo en esta vida

    -¡Tenias! Por que no volverás a verme la cara nunca mas, y menos la de mi hijo! Y ahora déjame salir 

    -No te dejare! No tienes derecho

Sérgio agarro con fuerza mi brazo que hasta logro asustarme con mi furioso que estaba, nunca lo había visto así y hasta me dio miedo de la forma en que me grito 

 

                        Por Sergio 

 

Raquel estaba muy confundida y la rabia no la dejaba oír y entender lo que realmente había pasado, ella era todo en mi vida y nada fue un error, me sentía triste por Andrés cuando lo hablé con Denver, pero sin dudar hubiera hecho todo igual para conocer a Raquel , sus palabras ahora eran dolorosas y en un arrebato la apreté fuerte contra mi y sabía que la había lastimado 

     -Esta es la última vez que me tocas, nunca más en tu vida volverás a hacerlo

Ella lloraba mientras que con ambas manos protegía su vientre, eso me hizo sentir un monstruo.

    -Perdón, por favor perdóname! Sabes que no soy así, nunca te haría daño

    -Ya no se quien eres, pero lo que si se es que debemos alejarnos de ti - Ella lloraba mientras seguía protegiendo su vientre de mi

No dije nada, me fui de la habitación y hablé con mi gente de seguridad, Raquel no sabía que los tenía y les ordené que si veían que Raquel salía del edificio la siguieran donde fuera, entre al pequeño despacho y llore, llore por todo esto, por ser un cobarde, nunca tendría que haber salido de mi boca que este bebé era un error! No lo era! Era lo más hermoso que me había pasado en la vida, no sabía por que lo había dicho, pensar en Andrés me había puesto mal pero no lo pensaba y ahora sabía que ella nunca me perdonaría, luego de unos minutos escuché la puerta que se cerró muy fuerte y ahí sabía que se había ido, tal vez para siempre, con mi voz en su cabeza diciendo que nuestro hijo era un error y con la marca de mi mano en su brazo, pensando que era un hijo de puta tratando de lastimarla, protegiendo a nuestro hijo de mi.

 

                           Por Raquel

 

No sabía que me dolía, si sus palabras o esa imagen violentándose conmigo, mi brazo todavía ardía y mi corazón estaba partido en mil pedazos, me sentía mal, no podía dejar de llorar y mi cuerpo no lo estaba soportando, cuando Sérgio abandonó la habitación me quede por unos minutos contemplando el lugar, miraba la cama y recordaba todas las noches en las que habíamos hecho el amor, nuestras largas noches de charlas, de reírnos hasta no poder más, y aunque no quería creerlo las palabras que habían salido de su boca me hacían volver a la realidad, busqué mis maletas y decidí a irme sin volver atrás, cerré con fuerza la puerta, era un aviso para el, de que nunca mas me vería entrar por ahí, pero me equivoqué, al cerrarla un dolor en mi vientre apareció de repente, ni siquiera pude dejar de sostener la puerta, sabía que algo andaba mal y no me quedo otra más que gritar por ayuda 

 

                        Por Sergio 

 

Escuche el ruido de la puerta y a los segundos unos gritos de Raquel, no pensé en nada, salí corriendo hacia la entrada y la vi sosteniéndose en la pared con una mano en su vientre 

     -Por favor ayúdame, algo pasa con el bebé 

Apoye mis manos sobre su vientre y estaba duro, Raquel comenzó a sentir más dolor de lo que había sentido minutos antes y la lleve hacia la habitación, inmediatamente llame a un médico que no tardo ni 10 minutos en llegar y la reviso, afortunadamente no era nada grave, era un estilo de contracciones uterinas que pudieron ser causadas por el estrés pero nos dijo que no nos preocupáramos aunque Raquel tenía prohibido hacer cualquier tipo de viaje, eso me tranquilizo, tal vez podía tener una oportunidad de arreglar la metida que había hecho, aunque la mirada de odio que tenía Raquel hacia mi me daba pocas esperanzas, luego de que el doctor se fue ella no quería que me acercara, decía que todo había sido por mi culpa y ¡SI! Tenía razón.. luego de varios minutos se durmió y aunque no quería que estuviera cerca de ella no pude alejarme, cuando vi que su sueño ya era profundo me acosté a su lado, acariciando su rostro, me incline a para besar sus labios, acaricié y bese su vientre que ya estaba normal, no me cansé de hacerlo por varios minutos, tal vez seria la última vez que tendría la oportunidad de hacerlo.



Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...