História TWINS - Capítulo 12


Escrita por:

Postado
Categorias Histórias Originais
Tags Chicoxchico, Escolar, Estudiantes, Gemelos, Homosexualidad, Lemon, Yaoi
Visualizações 13
Palavras 2.202
Terminada Não
NÃO RECOMENDADO PARA MENORES DE 18 ANOS
Gêneros: Comédia, Drama (Tragédia), Famí­lia, Ficção Adolescente, Lemon, LGBT, Romance e Novela, Shonen-Ai, Suspense, Violência, Yaoi (Gay)
Avisos: Álcool, Bissexualidade, Heterossexualidade, Homossexualidade, Linguagem Imprópria, Sexo, Violência
Aviso legal
Todos os personagens desta história são de minha propriedade intelectual.

Capítulo 12 - CAPÍTULO 12


CHRISTIAN.

—¿Al cine? —asentí—. Wendy me invito, bueno, te invito al cine.

—¿Quienes irán?

—Dijo que irían Beatríz, Olivia y Owen, se lo conté a tus amigos y talvez Marvin y Scott vayan, pero Scott irá con una tal Natalia.

—No puedo estar en dos lugares al mismo tiempo, no iré con Wendy, ayudarte es más importante.

—Puedo ir yo con Wendy y los demás.

—¿Si es en el mismo cine?... Será mejor que no vayas.

—Sería mucha casualidad. Y si resulta que es en el mismo cine les invento una excusa y me voy —soltó como si fuera algo obvio.

—Esta bien —bufé y me puse en pie para salir de su habitación e ir a la mía.

Salí de casa junto a mi hermana gemela, ya vestidos como tendríamos que estarlo, le dejamos una nota a mamá avisándole que saldríamos a hacer un trabajo. Scarlett fue a encontrarse con Wendy, el orangután y los demás y yo fui a encontrarme con el acosador y Rose en el lugar que habíamos quedado, me puse a dar vueltas por toda la plaza esperando a que llegaran, sabia que llegarían tarde ya que aun no eran las tres de la tarde.

Me senté a esperar en una banca y saqué mi celular, Scarlett dijo que era cada uno debería quedarse con su celular y ya no volverlos a cambiar y estaba de acuerdo, conecte los auriculares y escuche musica Talk de Coldplay, On the loose de Niall Horran, Thinking out loud de Ed Sheeran y otras canciones. Cerré los ojos y esperé a que Rose y el acosador llegaran.

Sentí que alguien me daba unos golpecitos en el hombre, abrí los ojos y frente a mi se encontraba el rostro de Lucas, muy cerca debo agregar, Lucas me observaba y me ponía realmente nervioso su cercanía.

—Invades mi espacio personal —le avisé.

Lucas se alejo y se sentó junto a mi, me quité mis auriculares y los guarde con el celular.

—No deberías quedarte dormida en cualquier lugar, podría venir un ladrón o un pervertido.

—No me quedo dormida en cualquier lugar, y no estaba dormida sólo cerré los ojos por un momento.

—No lo hagas —reprendió—. ¿Nos vamos?

—Aún no llegan Rose y tus amigos.

—Los veremos allá.

—Dime a cual cine iremos tengo que decírselo a Axel para que nos veamos allá.

Lucas fruncio el ceño.

—Al mega —masculló.

Saqué el celular y le envíe un mensaje, Lucas y yo fuimos al cine en taxi, nos mantuvimos en silencio en todo el camino, no me molestaba, no es que quisiera conocerlo ni nada, conocerlo es lo que menos quiero, ojala Scarlett nunca lo hubiera conocido y así yo tampoco lo hubiera hecho.

Caminamos dos cuadras para llegar al cine, en la entrada estaban Rose, Axel y los dos amigos imbéciles del acosador de mi hermana, Lucas me presentó a esos imbéciles Roland y Samuel, esos hijos de su madre. Entramos al cine y fuimos directo a comprar los boletos.

—¿Que película veremos? —inquirió Rose.

—Jurassic World, Los Vengadores, El Conjuro—mencionó Samuel.

—El Conjuro —sugirió Rose.

Todos asentimos de acuerdo, ya había visto la primera película y quería ver la segunda.

—¡Axel!

Todos nos giramos al escuchar la voz y frente a nosotros se encontraba Marvin, él paso una rápida mirada por nosotros y cuando se encontró con la mía enarcó una ceja.

—Axel —lo nombró—, esa chica se pare...

—¡Marvin! —lo cortó Axel—, déjame presentarte...

Axel presentó a Marvin, yo estaba que me moría de los nervios, si Marvin menciona mi nombre real puede que los demás sospechen y Lucas sabría que no soy Scarlett, quien sabe lo que podría hacer, tal vez decírselo al director y nos expulsarían, y papá se molestaría y... No quiero ni pensarlo.

—Y ella es mi amiga Scarlett —término por decir Axel.

—Scarlett —asentí—, tengo un amigo llamado...

—¡¿Como esta tu amigo?! —interrumpí—, lo conocí el otro día y me cayó bien.

—¿De verdad? ¿cuando se conocieron?

—Hace dos días —me siguió la corriente Axel.

—Te debió sorprender mucho el pare...

—¡Si! él es sorprendentemente genial —miré de reojo a los demás, observaban la escena curiosos, tomé a Marvin del brazo y nos comenzamos a alejar del resto—, ¿tu amigo esta bien? Es alguien que... Soy Chris —solté cuando estuvimos lo bastante alejados para que no pudieran escuchar lo que decíamos—, no se lo digas a nadie.

—¿Eres Chris? ¿por qué estás vestido de chica? ¿que ocurre?

—Tengo una hermana gemela llamada Scarlett y me hago pasar por ella.

—Gemela —repitió—, eso tiene más sentido, creí que te habían clonado en versión femenina o era un tú femenino de un universo alterno.

Puse los ojos en blanco.

—Como sea, tengo una hermana y... espera, si tú estas aquí entonces... —me fije alrededor y no me encontré con alguien conocido—... ¿donde están los demás?

—Dijeron que irían arriba a jugar bolos, yo me aleje un segundo a comprar un helado y los vi.

—Regresa con ellos y evita que se encuentren conmigo y los demás.

—¿Entonces el Chris que esta jugando bolos es tu gemela? —asentí—, ¿por qué te haces...

—Ahora no puedo responder tus preguntas, regresa con los demás y has lo que te dije.

SCARLETT.

—¿Donde se metió el idiota de tú amigo? —preguntó Owen.

—No lo sé, estaba detrás —me pasé una mano por el cabello—, tal vez esta en los bolos, dijimos que iríamos ahí.

—¡Tal vez se perdió! ¡es un idiota igual a tí!

Me daban ganas de golpear a Owen, desde que nos encontramos en el colegio no paró de provocarme, quería iniciar una pelea, estaba segura de ello.

—¿Que problema tienes conmigo? ¿que te hice?

¿Tanto le molesta que Jane este con mi hermano?

—¡A mi no me hiciste nada! ¡me molesta que hayas hecho llorar a Jane! ¡eres un cabrón!

—¡No hice llorar a nadie!

—¡No lo niegues!

—¡Suficiente! —exclamó Wendy—, están llamando la atención.

Me fijé a nuestro alrededor y Wendy tenia razón, todos nos observaban algunos más que otros.

—Si van a seguir discutiendo es mejor que nos vayamos —dijo Beatríz.

—Dejaremos de hacerlo —contestó Owen, seguía mirándome con rabia.

Si las miradas mataran ahora estaría en la morgue.

—¡Eh! Chicos —Marvin se acercó a nosotros—, ¿vamos a los bolos?

—¿Donde estabas? —pregunté sonando un poco molesta.

—Queria un helado —me sonrió de una manera extraña.

—Vamos a los bolos y no quiero escucharlos discutir otra vez —nos advirtió Beatríz a Owen y a mí.

Nos dirigimos a los bolos, nunca en mi vida jugué bolos o entré a uno, sólo lo vi en películas o en series.

Owen y Wendy se acercaron a pagar y luego fuimos a ponernos los zapatos esos que eran incómodos, nos acercamos a jugar. Olivia agarró la bola y fue la primera en lanzar, le falto derribar dos pinos.

—Lo haré mejor la siguiente.

—Mi turno —dijo Beatriz, agarró la bola y la lanzó—. ¡Chuza!—sonrió.

Luego siguió Wendy derribó todos los pinos y luego llegó mi turno, agarré la bola y la lancé, no derribe ni uno.

—Mierda —susurré molesta.

—Eres pésimo —dijo Owen.

Owen y derribó todos los pinos al igual que Marvin, ambos eran buenos.

Seguimos jugando al principió yo no podía lanzar bien, la bola se iba por la canaleta, pero luego derribé unos cuentos pinos, iba mejorando.

—No esperábamos encontrarlos aquí —se escuchó detrás nuestro.

Me giré y vi al hermano de Owen acompañado con sus amigos, dos chicas y otro chico, no los conocía. Todos se saludaron con sonrisas, incluido Marvin, estaba claro que se conocían y yo no sabía si Chris los conocía así que sólo sonreí.

—¿Son buenos jugando? —preguntó el amigo del hermano de Owen.

—Algunos somos mejores que cierta persona —respondió Owen mirándome con diversión.

Le mostré el dedo medio, ya me tenia cansada.

—¿Que tal si hacemos una pequeña competencia? —sugirió el hermano de Owen.

—Ustedes son cuatro y nosotros cinco —respondió Marvin—. Alguien tiene que...

—Miller no jugará —cortó Owen—. Es pésimo, nos hará perder, es un inútil.

Bufé, una más y le daré una patada en las bolas y lo dejaré sin descendencia.

—Jugaremos todos —contestó Wendy—. Cinco a cinco, será a la moneda ¿esta bien?

—Serán dos equipos, el de Marvin y el de Darren.

Darren, ese es el nombre del hermano de Owen.

Wendy sacó una moneda, a los que les tocará cara estarían en el equipo de Marvin y a los que les tocará escudo en el equipo de Darren.

Cara: Wendy, Olivia, Omar, Christian.

Escudo: Owen, Beatriz, Carol, Alice.

—¡Listo! —exclamó Marvin—, pero para hacerlo más interesante ¿que tal si los perdedores hagan lo que los ganadores pidan durante una semana?

—Me parece bien —aceptó.

Cada equipo se reunió un segundo antes de iniciar a jugar, Marvin estaba ansioso por jugar.

—Tenemos que ganar —nos dijo Marvin—. Tengo mucha tarea de la semana pasada que no realicé y necesito que alguien me la haga.

—¿Por eso hiciste la apuesta? —inquirió Wendy incrédula.

—Claro —se encogió de hombres.

—¡Si perdemos seremos sus esclavos durante una semana! —lo regañe.

—Para que eso no suceda tienes que dar todo de tí.

—Alice tampoco es buena —dijo Omar, conocí sus nombres cuando Wendy los fue llamando para lanzar la moneda—, podemos ganar.

Solté un resoplido, si perdemos y Owen me lo echa en cara entonces si le daré una patada.

CHRISTIAN.

Faltaban unos minutos para que iniciara la película, todos fuimos a jugar para no aburrirnos y esperar a que la hora llegará, me alejé de los demás y traté de llamar a Scarlett para decirle que estábamos en el mismo cine y que se marchará pero ella no contestaba.

—¿A quién llamas? —di un respingo al escuchar la voz de Lucas detrás de mi.

Guarde el celular y me giré a mirarlo.

—A mi novio —mentí.

Creí que al seguir mintiendo diciéndole que tenia novio Lucas se mantendría al menos un poco alejado pero no parecía importarle.

—¿Para qué?

—No es tu asunto.

—La otra vez estabas llorando por su culpa ¿se reconciliaron tan pronto?

—Si, lo amo y no puedo vivir sin él —sonreí.

—Amor es una palabra muy fuerte.

—Es lo que siento por Jace... Amor.

Al decirle eso el pareció molestarse, sonreí en mi interior.

Volví con los demás Axel estaba conversando con Roland. Me acerqué a una de las maquinistas, metí una moneda en la ranura y tomé el arma dispuesto a matar zombies.

—¡Mueran estúpidos zombies! —disparé a cada uno de ellos—. ¡Mueran!

Al terminar el juego y obtener una excelente puntuación fuimos a otro juego, a encestar balones de básquetbol, yo me alejé y fui a jugar con una pistola de agua y disparar a los patos de juguete y lograr meterlos a sus casitas. Logré meter tres de diez patos.

—¿Sólo tres patos? —se burló Lucas.

—Deja de seguirme.

—No te estoy siguiendo tu te adelantes a los juegos a los que quiero ir.

—Eso en tonto.

—Dos contra dos ¿que les parece? —sugirió Samuel—. Los que pierdan pagan las palomitas y los refrescos.

—Bien —aceptó Lucas—. Tres grupos, Tú con Rose, Axel con Roland, y Scarlett y yo.

—No —contradije—. Rose con Lucas, Roland con Samuel, y Axel conmigo.

—Habrán dos grupos de perdedores —me ignoró Lucas y continuo hablando—. Unos pagan las palomitas y refrescos, y los otros que paguen la comida.

—Hecho —aceptaron todos.

Comenzamos a jugar, Rose y Samuel metieron cinco patos, llegó el turno de Axel y Roland, ellos metieron siete patos, al final no tocó a Lucas y a mí, metimos nueve patos, ganamos.

—¡Asi se hace! —exclamó Lucas.

Choque los cinco con él y sonreí.

—¡Hacemos un buen equipo! —solté sin darme cuenta y me arrepentí al instante.

Rose me dedicó una mirada aterradora, y Axel sólo arqueó una ceja al escucharme.

—Faltan diez minutos para que comience la película —dijo Roland—. Ya vámonos.

Todos se fueron alejando, iba a seguirlos pero Rose detuvo mis pasos parándose frente a mi y me miró molesta.

—Se supone que tienes que ayudarme con Lucas y no lo estás haciendo —reclamó.

—No puedo hacer todo yo sola.

—Trato de pasar tiempo con Lucas pero él se aleja, sólo quiere estar contigo.

—No es mi culpa —apunté.

—Cuando veamos la película me sentaré junto a él, tú ve a sentarte lo más lejos que puedas de nosotros.

—Lo haré.

Seguimos a los chicos y fuimos al Candy Bar, Rose y Samuel fueron a comprar las palomitas para Lucas y para mí, Roland y Axel comprarían sus propias palomitas.

—¿Hacen un buen equipo? —se acercó Axel.

—Cállate, lo dije sin pensar.

—¿Va bien tu plan de hacer que el acosador y Rose estén juntos?

—No —resoplé.

Miré a Lucas que se encontraba platicando con Roland, los odiaba a los tres, al acosador y a sus amigos.

—¿Le contaste a Marvin la verdad?

—Sólo que tengo una hermana gemela —susurré—. No sabe el porqué me hago pasar por ella ni nada de eso.

—¿Se lo dirás?

—No, Scarlett quería que todo fuera un secreto entre ella y yo y le dije que no diría nada. Tú ya sabías lo que ocurría con Lucas y descubriste que tenia una hermana gemela así que lo únicos que sabremos la “razón" del intercambio seguiremos siendo los tres.

Axel asintió. Rose y Samuel se acercaron y nos entregaron las palomitas, nos encaminamos a la sala, entregamos nuestros boletos antes de entrar y nos dieron los lentes 3D. Entramos a la sala, las luces estaban apagadas, la película aun no iniciaba, nos sentamos en los asientos del medio, para mi desgracia Lucas se sentó a mi lado derecho, a su lado estaba Samuel y luego Rose. Me fije a mi lado izquierdo, estaban Roland y luego Axel.

Quedé en medio de dos tontos, que apostaban dinero para conquistar a chicas.

Maldita sea mi suerte, pensé, al menos no puede empeorar.

Y justo en ese momento entraron a la sala un grupo de personas que a pesar de la poca luz reconocí al instante, eran Marvin, el orangután, mi gemela y compañía.

¡Que me parta un rayo!


Notas Finais


(-^〇^-) Todos en el mismo cine y en la misma sala 7o7 ¿que creen que suceda?


Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...